Frida Kahlo and Diego Rivera were at Fabergé Museum, St. Petesburg, Russia/ Frida Kahlo y Diego Rivera estuvieron en el Museo Fabergé, San Petesburgo, Rusia

20190516_15323320190516_15285020190516_15291020190516_15305620190516_15293020190516_15295720190516_15310620190516_15294220190516_15320720190516_15314920190516_15331020190516_15334320190516_15354620190516_15343320190516_15355520190516_15341620190516_15361220190516_15350520190516_15362820190516_15380320190516_15373120190516_15405720190516_15395620190516_15394020190516_15443220190516_15382820190516_15401620190516_15433420190516_15463120190516_15464620190516_15470520190516_15475020190516_15480820190516_15481620190516_15485220190516_15490720190516_15492320190516_15494120190516_15500120190516_15503820190516_15524120190516_15525420190516_15530720190516_15534020190516_155331

Text credits:
https://www.inyourpocket.com/st-petersburg-en/viva-la-vida-frida-kahlo-and-diego-rivera_18051e

The Fabergé museum hosts an exhibition of works by celebrated Mexican artists Frida Kahlo and Diego Rivera. Considered radical even today for their social and ideological perspectives, Frida’s self-portraits and paintings are renowned for their unabashed depiction of Mexico’s cross-cultural identity, the experience of pain and adversity, personal loss, class and race in their distinctive folk-art style. Two of her most affective pieces – The Broken Column and Henry Ford Hospital – will be exhibited, as will Rivera’s never before seen ‘Russian drawings’ from a visit to the USSR in 1956.

 

Text credits:
https://www.britannica.com/biography/Frida-Kahlo

Frida Kahlo
MEXICAN PAINTER
WRITTEN BY: Alicja Zelazko
Frida Kahlo , in full Frida Kahlo de Rivera, original name Magdalena Carmen Frieda Kahlo y Calderón, (born July 6, 1907, Coyoacán, Mexico—died July 13, 1954, Coyoacán), Mexican painter best known for her uncompromising and brilliantly coloured self-portraits that deal with such themes as identity, the human body, and death. Although she denied the connection, she is often identified as a Surrealist. In addition to her work, Kahlo was known for her tumultuous relationship with muralist Diego Rivera (married 1929, divorced 1939, remarried 1940).

Childhood And Bus Accident
Kahlo was born to a German father of Hungarian descent and a Mexican mother of Spanish and Native American descent. Later, during her artistic career, Kahlo explored her identity by frequently depicting her ancestry as binary opposites: the colonial European side and the indigenous Mexican side. As a child, she suffered a bout of polio that left her with a slight limp, a chronic ailment she would endure throughout her life. Kahlo was especially close to her father, who was a professional photographer, and she frequently assisted him in his studio, where she acquired a sharp eye for detail. Although Kahlo took some drawing classes, she was more interested in science, and in 1922 she entered the National Preparatory School in Mexico City with an interest in eventually studying medicine. While there she met Rivera, who was working on a mural for the school’s auditorium.

In 1925 Kahlo was involved in a bus accident, which so seriously injured her that she had to undergo more than 30 medical operations in her lifetime. During her slow recovery, Kahlo taught herself to paint, and she read frequently, studying the art of the Old Masters. In one of her early paintings, Self-Portrait Wearing a Velvet Dress (1926), Kahlo painted a regal waist-length portrait of herself against a dark background with roiling stylized waves. Although the painting is fairly abstract, Kahlo’s soft modeling of her face shows her interest in realism. The stoic gaze so prevalent in her later art is already evident, and the exaggeratedly long neck and fingers reveal her interest in the Mannerist painter Il Bronzino. After her convalescence, Kahlo joined the Mexican Communist Party (PCM), where she met Rivera once again. She showed him some of her work, and he encouraged her to continue to paint.

Marriage To Rivera And Travels To The United States
Soon after marrying Rivera in 1929, Kahlo changed her personal and painting style. She began to wear the traditional Tehuana dress that became her trademark. It consisted of a flowered headdress, a loose blouse, gold jewelry, and a long ruffled skirt. Her painting Frieda and Diego Rivera (1931) shows not only her new attire but also her new interest in Mexican folk art. The subjects are flatter and more abstract than those in her previous work. The towering Rivera stands to the left, holding a palette and brushes, the objects of his profession. He appears as an important artist, while Kahlo, who is petite and demure beside him, with her hand in his and with darker skin than in her earlier work, conveys the role she presumed he wanted: a traditional Mexican wife.

Kahlo painted that work while traveling in the United States (1930–33) with Rivera, who had received commissions for murals from several cities. During this time, she endured a couple of difficult pregnancies that ended prematurely. After suffering a miscarriage in Detroit and later the death of her mother, Kahlo painted some of her most-harrowing works. In Henry Ford Hospital (1932) Kahlo depicted herself hemorrhaging on a hospital bed amid a barren landscape, and in My Birth (1932) she painted a rather taboo scene of a shrouded woman giving birth.

 

Text credits:
https://www.biography.com/artist/diego-rivera

Diego Rivera Biography
Painter (1886–1957)
Painter and muralist Diego Rivera sought to make art that reflected the lives of the working class and native peoples of Mexico.
Synopsis
Born on December 8, 1886, in Guanajuato, Mexico, Diego Rivera sought to make art that reflected the lives of the Mexican people. In 1921, through a government program, he started a series of murals in public buildings. Some were controversial; his Man at the Crossroads in New York City’s RCA building, which featured a portrait of Vladmir Lenin, was stopped and destroyed by the Rockefeller family.

Early Life
Now thought to be one of the leading artists of the 20th century, Diego Rivera was born on December 8, 1886, in Guanajuato, Mexico. His passion for art emerged early on. He began drawing as a child. Around the age of 10, Rivera went to study art at the San Carlos Academy of Fine Arts in Mexico City. One of his early influences was artist José Posada who ran a print shop near Rivera’s school.

In 1907, Rivera traveled to Europe to further his art studies. There, he befriended many leading artists of the day, including Pablo Picasso. Rivera was also able to view influential works by Paul Gaugin and Henri Matisse, among others.

Famous Muralist
Diego Rivera had some success as a Cubist painter in Europe, but the course of world events would strongly change the style and subject of his work. Inspired by the political ideals of the Mexican Revolution (1914-15) and the Russian Revolution (1917), Rivera wanted to make art that reflected the lives of the working class and native peoples of Mexico. He developed an interest in making murals during a trip to Italy, finding inspiration in the Renaissance frescos there.

Returning to Mexico, Rivera began to express his artistic ideas about Mexico. He received funding from the government to create a series of murals about the country’s people and its history on the walls of public buildings. In 1922, Rivera completed the first of the murals at the Escuela Nacional Preparatoria in Mexico City.

Known for numerous dalliances with women, Rivera married fellow artist Frida Kahlo in 1929. He already had been twice before he wed Kahlo, who was 20 years his junior, and had several children from his past relationships. Rivera and Kahlo shared an interest in radical politics and Marxism.

 

 

 

Español
Créditos de este texto:
https://www.eloccidental.com.mx/cultura/frida-kahlo-diego-rivera-museo-exposicion-2825168.html

La obra de Frida Kahlo y Diego Rivera es conocida alrededor del mundo, pero nunca antes la famosa pareja había protagonizado conjuntamente una exposición en Rusia.
“El tema central de esta exposición es mostrar a cada artista como el artista que es. Si bien hay un diálogo, si bien hay una contraposición a veces, es mostrar cómo cada artista desarrolló su arte”, dijo Adriana Jaramillo, directora de comunicación del museo Dolores Olmedo de México, que acoge la mayor colección de Frida y Diego.

Dos años después del gran éxito de una exposición sobre Frida Kahlo en San Petersburgo, la obra de la famosa pintora mexicana vuelve a Rusia, esta vez acompañada por las creaciones de su marido Diego Rivera bajo el título de Viva la Vida. Frida Kahlo y Diego Rivera. Pintura y arte gráfico de las colecciones privadas y museos.
“Estamos muy emocionados de que se puedan mostrar en conjunto”, agrega, al tiempo que recuerda que hace dos años la antigua capital de los zares acogió por vez primera una muestra dedicada a Frida, donde la gente llegó a hacer largas colas para acceder al recinto de exposiciones pese a temperaturas de “hasta 22 bajo cero”.

La muestra moscovita, organizada por la fundación cultural rusa The Link Of Times y el Museo Fabergé de San Petersburgo, está integrada por más de 90 piezas que hacen un recorrido completo por la vida y la obra de la famosa pareja mexicana.

Solo el museo Dolores Olmedo participa con más de 40 obras de Rivera y su “colección completa” de los trabajos de Frida, compuesta de 26 piezas, a lo que cabe añadir las piezas cedidas por coleccionistas.

Frida y Diego se casaron, se separaron y volvieron a casarse al cabo de un tiempo. Frida, “con su compleja biografía y su coraje artístico” es ahora “una estrella de las estrellas” en el mundo del arte, explica la comisaria de la muestra.
Por otra parte, la mexicana es popular en Rusia y en el resto de los países del globo por la capacidad empática de su obra.

 

Créditos de este texto:
http://wradio.com.mx/programa/2017/07/14/en_buena_onda/1499993953_912025.html

¿Quién era Frida Kahlo?
Esta es la vida y muerte de la pintora mexicana.
Su nombre real era Magdalena Carmen Frieda Kahlo y Calderón, su padre era alemán así que la llamó Frieda porque significa paz en ese idioma.
Cuando tenía seis años sufrió poliomielitis, por lo que sus crueles compañeros de la escuela la apodaron “Frida pata de palo”.
Sufrió un accidente a los 18 años, en el cual se rompió la columna vertebral, clavícula, costillas, pelvis, su pierna derecha, pie derecho y dislocó su hombro. Una pieza de hierro hirió su abdomen y útero, lo que le impidió ser madre.
Después del accidente, fue sometida a por lo menos 32 operaciones, y métodos como corsés y mecanismos de “estiramiento”.
Estudió en la Preparatoria Nacional, tenía un grupo de amigos que se hacían llamar “Los Cachuchas”, a este grupo también pertenecía Dolores Olmedo.

Se casó con Diego Rivera cuando tenía 22 años y él 43, sus problemas los llevaron a divorciarse, pero su relación dependiente y el gran amor que sentían el uno con el otro los llevó a casarse de nuevo a finales de los años 40.
“Espero alegre la salida y espero no volver jamás” fueron sus últimas palabras, murió el 13 de Julio de 1954, a los 47 años, a causa de una embolia pulmonar.
Las cenizas de Frida descansan en paz en su casa de Coyoacán, que ahora es un museo, el cual recibe en promedio más de 200 mil visitas anuales.

Gustos y aficiones
A Frida le encantaba la cerveza y su favorita era la Bohemia, marca que hizo una edición limitada de la pintora.
Sus platillos preferidos eran el mole de pato que se cazaba en ese entonces en Iztapalapa, los Huazontles, la cocada, el dulce de camote con piña y el dulce de mamey.
Su canción favorita era “La Adelita”.
Siempre vestía textiles tradicionales mexicanos y sus cejas sin depilar. Sus gestos y conversaciones fueron parte de sus rasgos icónicos que la hicieron resaltar en varios círculos sociales.
Era abierta con la sexualidad, lo que hoy conocemos como bisexual. Entre sus principales amantes estuvieron Trotsky, la cabaretera Josephine Baker y Chavela Vargas.

El fenómeno “Frida”
El éxito de Frida Kahlo por el mundo comenzó dos décadas después de su muerte, en los años 70 debido al movimiento feminista de esa época.
Su boom surgió en Alemania, a raíz de una exposición itinerante por Europa, en la cual se exhibían obras de ella y Tina Modotti.
Aunque a su obra se le ha identificado en la corriente surrealista, ella decía: “no pinto ni sueños ni pesadillas, pinto mi realidad”.
La exposición “Frida Kahlo/Diego Rivera, El arte en fusión” batió el récord de asistencia en el Museo de l’Orangerie de París.
Diseñadores como Jean Paul Gaultier, Givenchy, Kenzo, Valentino y Alberta Ferretti, entre otros, han realizado colecciones inspiradas en ella.
Madonna es una de las mayores coleccionistas, su colección privada incluye el célebre “Autorretrato con Chango”, el cual no había sido visto en más de una década.
El nombre del disco “Viva La Vida” de Coldplay, está inspirado en uno de sus cuadros.
La letra de la canción “Scar Tissue” del grupo Red Hot Chili Peppers está dedicada a Frida Kahlo.

“Pies para que los quiero si tengo alas para volar” – Frida Kahlo
Desde pequeña, soñaba que volaba. Su deseo era tan grande que la artista pintaba mariposas sobre el yeso que la sostenía. Finalmente, ella voló un día como hoy, pero de 1954. Hoy En Buena Onda recordamos la vida y obra de Frida Kahlo.

Importancia de su obra artística
Es una de las pocas mujeres artistas que brillaron en su tiempo abriendo un campo para las artistas que vendrían posteriormente.
En los años 80, muchas mujeres en Estados Unidos y Europa comenzaron a retomar su imagen debido a que se sintieron reflejadas en el sufrimiento que expresó en sus cuadros.
Pintó alrededor de 200 obras, la mayoría autorretratos. En vida expuso sólo una vez en México, y su obra también fue llevada a París, Londres y Estados Unidos.
“El Marco” fue la primera pintura de un artista mexicano del siglo XX en ser comprada por el Museo del Louvre.

Importantes museos y galerías internacionales le han dedicado retrospectivas:
El Museo de Arte Contemporáneo de Chicago.
La Whitechapel de Londres.
La Schirn Kunsthalle Frankfurt.
La Tate Modern de Londres.
Frida Kahlo se ha convertido en la artista latinoamericana mejor vendida. Su obra “Dos desnudos en el bosque (La tierra misma)” se vendió el año pasado en 8.500.000 dólares (unos 7,5 millones de euros).

 

Créditos de este texto:
http://biografia.co/diego-rivera/

Diego Rivera fue un destacado muralista mexicano de alto contenido social del siglo XIX, de personalidad brillante y polémica. Muy reconocido en el ámbito político y cultural de su país, el pintor estaba muy identificado con los ideales revolucionarios de su nación. Diego Rivera representó en su obra la vida social de ese tiempo y pintó escenas de realismo popular arraigadas a la tradición autóctona mexicana.
Considerado el representante máximo de la Escuela Mural Mexicana, la obra de Diego Rivera fue monumental, tanto por la cantidad como por el volumen. De gran talento como pintor, y apasionado por la polémica, Diego Rivera fue un personaje protagónico del panorama político social de las décadas veinte a cincuenta.

Sus primeros años
Diego Rivera nació en Guanajuato el 8 de diciembre de 1886. Sus padres fueron María del Pilar Barrientos y Diego Rivera. Al poco más de un año de su nacimiento falleció su hermano gemelo, Carlos María. Si bien Diego se mantuvo con vida padecía raquitismo y su constitución física era muy débil.
El nombre con el que el niño fue registrado, es Diego María Rivera, pero su nombre de bautismo es Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez.

Dibujante y pintor
Si bien el padre de Diego Rivera pretendía que su hijo ingresase al liceo militar, el joven tenía otras inclinaciones relacionadas con el arte. A sus 6 años de edad sus padres se trasladaron a vivir a la capital mexicana, lo que le facilitó iniciarse precozmente al estudio del arte en la antigua Academia de San Carlos.
Allí conoció a José María Velasco, célebre pintor paisajista de quien fue discípulo y que lo marcó profundamente con sus enseñanzas naturalistas, según puede verse en las primeras exposiciones de Diego Rivera.
Desde 1896 tomó clases nocturnas en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos (ex Academia de San Carlos), donde obtuvo una formación sólida como pintor y como dibujante.

Pensionado por el gobierno para estudiar en Europa
En 1905 Diego Rivera recibió una pensión de Justo Sierra, quien era Secretario de Educación en México. Y en 1907 recibió otra del gobernador de Veracruz de ese momento, con lo cual pudo viajar a España para realizar estudios de obras como las de El Greco, Goya y Brueghel.
En España ingresó al taller del sobresaliente retratista madrileño Eduardo Chicharro, consolidando su formación.

Desde 1907 y por espacio de quince años, Diego Rivera recorrió varios países de Europa (principalmente España, Italia y Francia) en los que abandonó el academicismo para interesarse por el arte de vanguardia. Pasó por Londres, París, Toledo, Gante, y en Brujas conoció a su futura esposa, una pintora rusa.
Algunas de sus obras de ese período (como El guerrillero), reflejan su interés por el cubismo sintético que había adquirido en París. Luego admiró los frescos italianos (como los de Giotto) del Quattrocento, alejándose del cubismo que anteriormente lo había atrapado.

De regreso a la México revolucionaria
En 1922 Diego Rivera abandona las tierras italianas para regresar a su país, profundamente identificado con los ideales revolucionarios. A pesar de que su posición ideológica era comunista, no tuvo una participación directa en el conflicto militar de la Revolución Mexicana.
Mientras la revolución se consolidaba, Diego Rivera estudiaba profundamente las primitivas formas del arte azteca y de la cultura de los mayas, civilizaciones que influyeron notablemente en su obra posterior.

Sindicato de Pintores
Junto a José Orozco y David Siqueiros, entre otros artistas mexicanos, Diego Rivera creó el sindicato de pintores, del cual surgiría posteriormente el movimiento muralista de México, de raíz indigenista.

El muralismo en plenitud
En la década del 20 Diego Rivera fue contratado por el gobierno en numerosas oportunidades para realizar grandes composiciones muralistas. El pintor abandonó la corriente artística que imperaba en ese momento, para crear un estilo propio y nacionalista que reflejara la historia mexicana desde las etapas precolombinas hasta la revolución.
Las escenas de sus murales eran populares y vigorosas, de vivos colores, de alto impacto social. Es destacable la seguidilla de escenas que evocan la llegada del conquistador Hernán Cortés a tierra mexicana, por ejemplo a las costas de Veracruz o el encuentro que tuvo con Moctezuma, el soberano del pueblo azteca, en Tenochtitlán.

El muralismo como arte nacional fue un movimiento que alcanzó madurez artística y plenitud entre los años 1923 y 1928, en el que Diego Rivera se destacó pintando los frescos encomendados por la Secretaría de Educación Pública.
Tanto en el edificio de la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, como en el de la Secretaría de Educación Pública, Diego Rivera cubrió con sus pinturas murales la totalidad de las paredes del edificio y de los dos patios adyacentes (con dos pisos cada uno).

El simbolismo de la obra de Diego Rivera
El pueblo mexicano era el protagonista absoluto de los frescos, representado en el trabajo puntual de su jornada laboral como así también en sus fiestas.
La intencionalidad de su obra era reflejar la vida social de su país tal como la veía, separando en zonas arquitectónicas distintas el ocio del trabajo.

En el Palacio Nacional de México, Diego Rivera ilustra en sus murales la historia precolombina. Narra con escenas que ocupan tres paredes ubicadas frente a la escalinata principal del edificio, el pasado de opresión que asoló al pueblo mexicano.
Realiza una reconstrucción épica basada en las luchas heroicas de liberación colonial, y pone de relieve en sus imágenes la opresión de campesinos e indios, a la par que satiriza duramente a las clases dominantes.
Sus frescos ponen énfasis en el indígena como figura simbólica de la identidad mexicana y las virtudes nacionales, en contraste con los extranjeros europeos colonizadores.

Su compromiso político y social
Las realizaciones murales de Diego Rivera reflejan su adhesión a la causa socialista de su país. Fue un artista muy comprometido políticamente, y uno de los fundadores en México del Partido Comunista. En 1927 el pintor visitó la Unión Soviética, luego de lo cual contrajo matrimonio con Frida Kahlo quien lo acompañará en su viaje por Estados Unidos.

Su compromiso político lo llevó a realizar declaraciones de prensa, a dictar conferencias, a escribir artículos sobre temas candentes del momento, y a ser militante de la IV internacional (de tinte trotskista) inclusive hasta invitando a su casa a León Trotsky y brindándole asilo político.

Vida amorosa de Diego Rivera
En 1909 Diego Rivera se casó por primera vez con Angelina Belova, pintora rusa con la que mantuvo una relación durante diez años. Con ella tuvo un hijo, de nombre Diego, que falleció al año de su nacimiento.
En 1919 tuvo una hija que nunca reconoció pero a la que le daba sostén económico, fruto de una relación extramatrimonial. En 1920 abandonó a su mujer, Angelina, y se marchó a Italia a estudiar arte renacentista.
Al año siguiente regresó a su país cuando nombraron a José Mauro de Vasconcelos como secretario de educación, con quien se inició una etapa de renacimiento de la pintura mural bajo el patrocinio del gobierno.

En 1922 pinta su primer mural llamado La Creación (en referencia a la raza mexicana), y en diciembre de ese año se casa por segunda vez con Guadalupe Marín, una mexicana de ojos verdes, piel blanca y largos cabellos negros, que conoció mientras pintaba un mural y con la que tuvo dos niñas, Ruth y Lupe.
Cuando lo invitan a Diego Rivera a Moscú por los festejos del aniversario de la revolución, se divorcia en 1928 de Guadalupe Marín.

En 1929 contrae matrimonio por tercera vez con Frida Kahlo, quien había sido su modelo, y que tuvo con Diego Rivera una relación tormentosa. A pesar de casarse con la artista y de lograr una gran compenetración que dio lugar a mayor creatividad para ambos, el pintor no refrenó su afición a las mujeres causando un dolor profundo en su esposa.
Su infidelidad no tuvo límites, al punto que llegó a relacionarse con la hermana menor de Frida (Cristina Kahlo) y convertirse en amante. Pese a ello la casa del matrimonio en Coyoacán fue epicentro cultural en México, y escenario de tertulias artísticas y políticas muy singulares.
En 1940 se divorcia de Frida Kahlo, pero a fines del mismo año vuelve a casarse con ella.

Residencia en Estados Unidos
Entre los años 1930 y 1934 Diego Rivera se radicó en Estados Unidos, donde dictó conferencias y realizó algunos trabajos. Durante su viaje por Moscú (en la fiesta de conmemoración del aniversario de la revolución) había conocido a dos directivos neoyorkinos del Museo de Arte Moderno estadounidense, que lo invitaron a su país a realizar una muestra individual.
Diego Rivera aceptó la invitación y exhibió 8 murales móviles junto a otras ciento cincuenta obras inspiradas en sus experiencias en Nueva York, muy aturdido por la depresión económica y la riqueza de la ciudad. Sus frescos gustaron en la ciudad neoyorkina, por lo que recibió dos encargos elogiosos:

El de la compañía Henry Ford para el patio interior del Instituto de las Artes de Detroit, donde elogió la producción industrial.
El de la familia Rockefeller, para su complejo de diecinueve edificios que estaba en construcción en Manhattan. Si bien los Rockefeller conocían las ideas socialistas del pintor, deseaban contar con su reputación para pintar uno de los murales del vestíbulo de la sede de la compañía.
Polémica y destrucción del fresco en Nueva York
En Detroit, Diego Rivera trabajó para los Ford ensalzando la ingeniería norteamericana en un fresco. Del mismo modo, los Rockefeller esperaban que el pintor dejara de lado sus creencias políticas y firmaron un acuerdo para que pintara a escala monumental el Rockefeller Center.

La magnífica y gigantesca construcción fue planeada como símbolo de confianza de los propietarios de la instalación cultural y comercial en el espíritu del capitalismo, para probar los beneficios del sistema capitalista. La decoración del proyecto contaba con mosaicos, frescos, esculturas y relieves de los artistas mejores de la época.

El lema asignado por los investigadores a Diego Rivera para el mural del Rockefeller Center fue “El hombre en la encrucijada”, que pretendía simbolizar la difícil situación del hombre entre el pasado y el futuro a causa del progreso. El boceto del trabajo fue aceptado, pero el pintor modificó el plan en plena ejecución.
La representación que dejó plasmada en el mural era una alegoría con alto contenido ideológico. Reflejó la opresión del pueblo a la derecha, el progreso científico en el medio, y la tiranía a la izquierda.
La figura de Lenín aparecía uniendo a todas las razas con sus manos, dejando traslucir la encrucijada del hombre entre el capitalismo (injusticia, explotación y guerra) y el comunismo (justicia, cooperación y paz).
Rockefeller tomó la pintura como un insulto personal, ya que el famoso edificio que estaba situado en una avenida célebre era emblemático para el capitalismo. El comité le exigió al pintor que sacar la figura de Lenín, el líder ruso, y como Diego Rivera se negó a hacerlo, su actitud forzó a la destrucción del mural generando un gran impacto político.

El escándalo Rockefeller
La familia Rockefeller era el símbolo del capitalismo en Estados Unidos, y quedó expuesta al destruir una obra maestra de la cultura y demostrar su desprecio por la cultura si ésta iba en detrimento de sus intereses. Hasta Gengis Khan hubiera mostrado una actitud más civilizada.
Sin embargo, tan banalizado estuvo el arte que el realismo social que plasmaba el muralismo también fue manipulado por el socialismo, quien lo usó como instrumento propagandístico. De él sólo quedó la pintada callejera y alguna otra variante inofensiva.

Sus últimos años
Luego de la muerte de Frida Kahlo (en julio de 1954), Diego Rivera quedó totalmente desamparado. Viajó a Moscú, muy enfermo, con el fin de encontrar cura.
Sin embargo volvió a casarse por cuarta vez, con Emma Hurtado, y vivió sus últimos años en Acapulco y San Angel Inn, falleciendo en 1957.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.