José María Velasco, MUNAL, CDMX, México

This slideshow requires JavaScript.

Photos were taken by Francisco Cárdenas and edited by cfotofan.com
Las fotografías fueron tomadas por Francisco Cárdenas y editadas por cfotofan.com

Text credits:
http://www.munal.mx/en/visita

The National Museum of Art preserves, exhibits, studies and transmits Mexican works of art produced between the second half of the XVI century and 1954, thus offering a global and synthesized vision of Mexican Art from this period.
This museum, the prior Communications and Public Works Palace, is one of the most accomplished and representative buildings of the early 20th century Mexican architecture and it is located in the heart of Mexico City´s downtown historic center.
Because of its collection and exhibit conditions, along with the quality of the national and international exhibitions presented in its rooms, the National Museum of Art is a space that provides the audience with new experiences for their deeper understanding and aesthetic enjoyment of the arts.
SCHEDULE
Tuesday to Sunday from 10:00 am to 5:30 pm
Closed January 1st and December 25th
COSTS
$65.00 General admission
$5.00 Photography permit (without flash and without tripod)
$30.00 Video permit (without tripod or illumination)
See policies
ADDRESS
Tacuba 8, Centro Histórico, Mexico City, 06010
INFORMATION
Tel. 8647-5430 ext. 5065 and 5067
atencionalpublico@munal.inba.gob.mx

Text credits:
https://www.wikiart.org/en/jose-maria-velasco

José María Tranquilino Francisco de Jesús Velasco Gómez Obregón, generally known as José María Velasco, (Temascalcingo, 6 July 1840 – Mexico City, 26 August 1912) was a 19th-century Mexican polymath, most famous as a painter who made Mexican geography a symbol of national identity through his paintings. He was both one of the most popular artists of the time and internationally renowned. He received many distinctions such as the gold medal of the Mexican National Expositions of Bellas Artes in 1874 and 1876; the gold medal of the Philadelphia International Exposition in 1876, on the centenary of U.S. independence; and the medal of the Paris Universal Exposition in 1889, on the centenary of the outbreak of the French Revolution. His painting El valle de México is considered Velasco’s masterpiece, of which he created seven different renditions. Of all the nineteenth-century painters, Velasco was the “first to be elevated in the post-Revolutionary period as an exemplar of nationalism.”

Velasco studied art at the Academy of San Carlos under the professor of landscape, Italian Eugenio Landesio, who began teaching at the Academy in 1855. Landesio raised landscape painting in Mexico to high art, and articulated theories of composition that he implemented in his landscapes. Velasco is his most famous pupil, who following his mentor’s departure in 1877, dominated Mexican landscape painting and gained an international reputation, whose works became part of collections in the U.S.

Velasco’s production can be classified into three periods: The academic years, from 1860 to 1889, that include La Plaza de San Jacinto en San Ángel, Las montañas de la Magadalena, La Alameda de México, El bosque de Jalapa, El Cedro de Chimalistac and El Ahuehuete de Chapultepec.

The period from 1890 to 1892, when he was in touch with French Impressionists, that includes Valle de Mexico desde el cerro de Atraeualco and Ajusco visto desde el Tepeyac.

Finally, a personal period from 1892 to 1912, Rocas del cerro de Atzacoalco, Pirámide del Sol en Teotihuacán, Popocatepetl, Ixtlaciual, Templo de San Bernardo, Cascada de Nevaxa and El Puente de Metlac.

Velasco was interested in science, and, as a student at the Academy of San Carlos studied zoology and botany at the nearby medical school; he also studied mathematics, geology, and surveying before becoming a student of painting. In 1879, he described a new species of Ambystoma found in the Santa Isabel lake, north of Mexico City, and published his observations in the Mexican scientific journal La Naturaleza (La Naturaleza 4: 216). The new species was named by Velasco Siredon Tigrina. In 1888 Alfredo Dugès (1826–1910) renamed the species and dedicated it to Velasco as Ambystoma velasci (see also Plateau Tiger Salamander).

Velasco’s long career elevated Mexican landscape painting to international standing. One of his landscapes of the Valley of Mexico is in the Vatican Museum, a gift to Pope Leo XIII. His scenes of the Mexican landscape are a visual source for environmental historians, since they show the Valley of Mexico before its degradation in the twentieth century, with air pollution and urban sprawl. His landscape art has a wide appeal, since it is more accessible than history paintings that require the viewer to understand a particular event.

This is a part of the Wikipedia article used under the Creative Commons Attribution-Sharealike 3.0 Unported License (CC-BY-SA). The full text of the article is here →

https://en.wikipedia.org/wiki/José_María_Velasco_Gómez

 

 

Español
Créditos de este texto:
http://www.munal.mx/es/visita

El Museo Nacional de Arte tiene la función de conservar, exhibir, estudiar y difundir obras de arte producidas en México entre la segunda mitad del siglo XVI y la primera mitad del siglo XX, con lo cual ofrece una visión global y sintetizada de la historia del arte mexicano de este periodo.
El inmueble, que antiguamente fungía como Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas, está situado en el corazón del Centro Histórico de la Ciudad de México y es considerado una de las obras arquitectónicas del país más importantes de principios del siglo XX.
Por sus colecciones y sus condiciones de exhibición, así como por la calidad de las exposiciones nacionales e internacionales, el Museo Nacional de Arte es un recinto que aporta al público experiencias novedosas para la comprensión y goce del arte.
HORARIO
Martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Último acceso a las 17:30 horas.
Cerrado los días 1° de enero y 25 de diciembre
COSTOS
$70.00 admisión general
Entrada gratuita a ‘Amigos MUNAL’, menores de 13 años, personas con discapacidad, estudiantes, maestros y adultos mayores presentando credencial vigente, aplica únicamente para nacionales. ICOM 50% de descuento.
$5.00 permiso para toma de fotografías (sin flash y sin tripié)
$30.00 permiso para toma de video (sin tripié y sin iluminación)
DIRECCIÓN
Tacuba 8, Centro Histórico, Ciudad de México, CP. 06010
INFORMES
Tel. 8647-5430 ext. 5065 y 5067
atencionalpublico@munal.inba.gob.mx

Créditos de este texto:
http://www.munal.mx/es/exposicion/territorio-ideal-jose-maria-velasco

El Museo Nacional de Arte, comprometido con el estudio de los tesoros patrimoniales de su acervo presenta Territorio ideal. José María Velasco, perspectivas de una época, como parte de un programa curatorial de revisión de las colecciones que componen el recorrido permanente. Las 103 obras expuestas y realizadas por diversos artistas locales y extranjeros abarcan desde la década de 1830 hasta la de 1920.

El objetivo de la muestra es explorar las diversas modalidades y disciplinas que convergieron en el periodo estudiado, y que generaron una serie de estrategias figurativas y simbólicas para la reproducción pictórica del vasto territorio nacional. Esto desde diversas panorámicas conceptuales y estéticas a un alto nivel sugestivo y naturalista.

A partir de la producción artística de José María Velasco (1840-1912), como referente nacional de la plenitud expresiva del paisaje moderno, tienen presencia una constelación de artistas como Eugenio Landesio, Casimiro Castro y Luis Coto, y quienes orbitan en las múltiples dimensiones estilísticas y conceptuales generadoras de una gama de perspectivas del territorio nacional desde la pintura, el dibujo, la gráfica y la fotografía.

Éste es el inicio de la renovación total de la exposición permanente del Museo Nacional de Arte. La sala que desde el 2 de septiembre de 2014 alberga esta muestra recibe el nombre de José María Velasco en honor al célebre paisajista mexicano y la ubicación dentro del museo permitirá que los visitantes valoren la importancia de su obra al encontrarse en el corazón mismo del recinto.

Créditos de este texto:
https://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/velasco_josemaria.htm

José María Velasco
(José María Velasco y Gómez-Obregón; Temascalcingo, México, 1840 – Ciudad de México, 1912) Pintor mexicano que fue el máximo exponente del paisajismo decimonónico. Mientras sus contemporáneos se inspiraban en tópicos religiosos, mitológicos o costumbristas, José María Velasco hizo de la geografía mexicana, con marcado acento romántico en sus últimos años, el símbolo de la identidad nacional. Dibujante excepcional, con una técnica depurada, un trazo muy preciso y un refinado colorido, todas sus virtudes artísticas florecen en las monumentales visiones del valle de México, donde plasmó de modo naturalista y a la vez poético la grandeza del Altiplano. Fue profesor de numerosos artistas y el espejo en el que se fijaron (en sus primeros años) los muralistas José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, que luego desearían romper vehementemente con él para adoptar una pintura puesta por completo al servicio de la Revolución.

Este insigne prócer del panorama pictórico academicista mexicano vio la luz en Temascalcingo, Estado de México, en 1840. Como muchos artistas de su época y de años posteriores, después de cursar unos primeros estudios en las escuelas del Cuadrante de Santa Catarina y Lancasteriana del Salto del Agua y pasar por el Colegio de San Miguel, ingresó en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, gracias a una beca que obtuvo por medio de oposiciones.
Allí fue discípulo de Santiago Rebull, Pelegrín Clavé, Manuel Carpio y, sobre todo, del italiano Eugenio Landesio, que consiguió transmitirle el ingenuo romanticismo que le era propio. A pesar de su clara vocación artística, los pasos del joven Velasco se encaminarían hacia la botánica por influencia de su familia, toda ella de raigambre científica. Resultado de esta incursión en el mundo de la ciencia fueron la publicación de una obra titulada La flora en el valle de México (1868) y su ingreso en la Sociedad Mexicana de Historia Natural.
Previamente, a los dieciocho años, con un magnífico historial académico, fue nombrado profesor de perspectiva de la Escuela Nacional de Bellas Artes, aunque su carrera docente no finalizó aquí y, cuatro años después, obtuvo la titularidad de la plaza de profesor de paisaje en la misma escuela.
Imbuido plenamente de las enseñanzas de su maestro Eugenio Landesio, José María Velasco quiso independizarse de su entorno familiar. Para ello buscó trabajo como dibujante en el Museo Nacional (1880), probando fortuna más tarde (1882-1904) en la última y espectacular novedad que había aparecido en el mercado: la fotografía primigenia. A pesar de todo, los contactos políticos de su familia eran muy importantes y se vio obligado a aceptar el cargo de inspector de dibujo y escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes (1910), que desempeñó con ejemplar responsabilidad.
José María Velasco fue uno de los artistas mexicanos más laureados de su época. Entre las numerosas distinciones que recibió destacan la medalla de oro de las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de los años 1874 y 1876, la medalla en la Exposición Internacional de Filadelfia (1876), su primer premio de la Academia Nacional de México (1878), la medalla de la Exposición Universal de París (1889), la medalla de oro del Centenario de Colón (Madrid, 1893) y la medalla de la Exposición de Bellas Artes de Puebla (1900).

Alumno aventajado de Eugenio Landesio, José María Velasco logró tempranamente superar al maestro. La teatralidad romántica y un tanto escenográfica de Landesio cede el lugar, en las obras de Velasco, a un objetivismo pictórico cargado de expresividad y grandeza. El conjunto de su producción puede clasificarse en tres etapas. La primera, de signo academicista, abarca de 1860 a 1889; a este periodo inicial pertenecen lienzos como La Plaza de San Jacinto en San Ángel, Las montañas de la Magdalena, El Bosque de Jalapa, El cedro de Chimalistac y El Ahuehuete de Chapultepec.
Entre las obras de esta primera etapa cabe destacar Un paseo por los alrededores de México (1866), también titulada La Alameda de México. Esta tela es una viñeta costumbrista donde vemos a varios personajes pertenecientes a todas las clases sociales de la época en una especie de alameda con una fuente y grandes árboles. La composición es delicada y tiene un gran equilibrio; sin embargo, palidece al lado de El valle de México, primera pieza de una serie de óleos sobre el mismo tema que servirían para consolidar el prestigio del artista.

Realizado en el año 1875, El valle de México muestra, en primer plano, un escenario rocoso con alguna vegetación. Detrás se extiende un horizonte que sorprende por su perspectiva, la cual permite apreciar la metrópoli a lo lejos y, más allá, un horizonte en el que destacan los volcanes. Para pintar este cuadro, el artista instaló una tienda de campaña en una de las colinas cercanas a la Villa Guadalupe. Se dice que el propio Eugenio Landesio, cuando pudo ver el cuadro, exclamó: “Nada mejor se puede hacer después de eso”. En 1877, Velasco superó esta obra con otra titulada México, donde la profundidad de la composición resultó mayor. Aquí los pequeños detalles del fondo (rocas, sotos, pequeñas casas, caminos) establecen un contrapunto deslumbrante con las nubes que se despliegan monumentales sobre las suaves curvas del terreno.
Durante un segundo período, comprendido entre los años 1890 y 1892, José María Velasco entró en contacto con los experimentos que, en Francia, realizaban los impresionistas. Las teorías y realizaciones francesas ejercieron sobre el pintor una singular influencia, plasmada en las obras tituladas Valle de México desde el cerro de Atraeualco y Ajusto, visto desde el Tepeyac.
Su tercer y último período, más personal, abarca desde 1892 hasta 1912. A esta etapa pertenecen telas como las tituladas Rocas del cerro de Atzacoalco, Pirámide del Sol en Teotihuacán, Templo de San Bernardo, Cascada de Nevaxa y El puente de Metlac (obra esta última que fue adquirida por el presidente Porfirio Díaz para su alcázar de Chapultepec), así como los cuadros dedicados a los volcanes Popocatepetl e Ixtlacihual.

One thought on “José María Velasco, MUNAL, CDMX, México

  1. Muchas gracias por el crédito a las fotografias, excelente la forma de editarlas y muy interesantes los textos tanto del museo como de la obra del artista.
    Visita obligada el Museo Nacional de Arte (MUNAL) en la Ciudad de México.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.