Belém district, Lisbon…Portugal…Barrio de Belém, Lisboa

DSCN0469DSCN0505DSCN0328DSCN0473DSCN0478DSCN0479DSCN0482DSCN0483DSCN0481DSCN0476DSCN0489DSCN0499DSCN0500DSCN0494DSCN0495DSCN0497DSCN0496DSCN0488DSCN0493DSCN0484DSCN0492DSCN0486DSCN0471DSCN0504

Text credits:
https://theculturetrip.com/europe/portugal/articles/top-10-things-see-belem-lisbon/

Nina Santos
Updated: 22 December 2017

Exploring the Belém district, filled with some iconic landmarks and many architectural and historical sights, is on most people’s to-do list when visiting Lisbon. Situated southwest of the center of the capital, Belém is located on the Tagus River and was once a major maritime port, a fact that still influences the district today. Read on for our favourite things to see and do while you’re there.

Visit Jerónimos Monastery
Grand and impressive, the Jerónimos Monastery is quite the sight to behold, even from the outside. This is one of the locations where tourists can gain an appreciation of Manueline architecture, a Portuguese style from the 16th century with Gothic tones. It is also the site where many ancient Portuguese explorers sought shelter, either before or after a trip, and the monastery is the final resting ground of Vasco da Gama, the Portuguese explorer who was the first European to sail to India. This is one of the few UNESCO World Heritage sites in Belém and a National Monument, declared in 1907. Entrance to the monastery costs €10.

See Belém Tower and Padrão dos Descobrimentos
By the riverside are two major landmarks, with a 15-minute walk between them, which both serve to remind visitors of Portugal’s significant role in the Age of Discoveries. The Belém Tower (Torre de Belém) was built in the 16th century as a fort to protect the coast from foreign attacks, and like the Jerónimos Monastery, it is a UNESCO World Heritage Site and an example of Manueline architecture. The Padrão dos Descobrimentos (or Monument to the Discoveries) was built in 1960 and pays tribute to 33 prominent figures in Portugal’s Age of Discoveries, including Henry the Navigator and the poet Luís Vaz de Camões.

Take a Tagus River tour
A casual cruise along the Tagus River, by sailboat, is one of the most romantic experiences in Lisbon and tours leave daily from Belém. A few companies offer trips during the morning and afternoon (for €38 per adult and €19 per child) as well as sunset trips (€45 per adult and €22,50 per child). This is definitely a great experience that anyone can enjoy, and gives visitors a different view of the city.

 

 

Español
Créditos de este texto:
https://www.voyalisboa.com/belem/
Textos redactados por el equipo de VoyaInternet.com | VoyaInternet.com © 2019 – Política de Privacidad
Diseño y desarrollo Antonio Navajas

Belém
Junto al centro histórico de Lisboa, la otra gran zona monumental de la ciudad es el barrio de Belém- situado frente al río Tajo, al oeste de la ciudad- con edificios emblemáticos de la arquitectura manuelina.
El interés turístico de Belém está centrado en cuatro lugares que son visita obligada en cualquier ruta de turismo en Lisboa: el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém, el Monumento a los Descubridores y la fábrica de Pasteles de Belém. Los dos más alejados -la fábrica de los Pasteles y la Torre de Belém- están separados por aproximadamente un kilómetro de jardines y paseo agradable frente al Tajo.

Qué ver en Belém
En Belém destacan los dos principales edificios del estilo gótico manuelino que se conservan en Lisboa: El Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém. Junto a ellos, es también muy conocido el Monumentos a los Descubridores, homenaje a los navegantes portugueses.

La Torre de Belém es el monumento situado más hacia el oeste de la zona de Belém. Fácil de identificar, situada en la orilla del río Tajo, data del siglo XVI y nació como parte del proyecto de fortificaciones de defensa del estuario del Tajo. En su origen iba a estar rodeada totalmente por el agua, pero el avance de la orilla hace que ahora sólo una parte de ella esté sobre el agua. Se puede visitar en las horas de apertura habituales, aunque su vista desde el exterior merece más la pena que en el interior. Junto con el Monasterio de los Jerónimos, fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

El Monasterio de Los Jerónimos data también del siglo XVI, durante las épocas más brillantes de los descubridores portugueses, y es una de las grandes obras del estilo gótico manuelino que existen. En él podemos visitar la iglesia del Monasterio de los Jerónimos, donde están enterrados varios reyes y personajes destacados de la cultura portuguesa, pero lo más destacable es su claustro, que también puede ser visitado.

El Monumento a los Descubrimientos data de la época salazarista -mediados del siglo XX- como un homenaje a los descubridores y navegantes portugueses. Se construyó originalmente para una exposición de la lusofonía y el monumento actual es una réplica en hormigón de 50 metros de altura, a la que se puede subir con un ascensor.

Pasteles de Belem en la fábrica de Lisboa
Por último, la fábrica de los Pasteles de Belém es una inmensa cafetería ubicada a pocos metros del Monasterio de los Jerónimos, pero que es tremendamente popular en toda la ciudad de Lisboa. Su especialidad es una variedad de receta patentada de los populares pasteles de nata que no se elaboran igual en ningún otro sitio y que podemos disfrutar en sus inmensas salas o llevar a casa en envases muy peculiares si tenemos que comprar recuerdos de Lisboa.

Llegar a Belém
Para llegar a Belém, lo más fácil es tomar el tranvía 15 que sale de la Praça da Figueira, en la Baixa, y va paralelo al río a partir de la estación de Cais do Sodré. También podemos ir a Belém en tren desde Cais do Sodré, pero la estación queda algo más alejada del centro del barrio. Hay también autobuses desde el centro moderno de Lisboa de los que os damos más detalles en esta guía de transporte público en Lisboa para el turista.
Una vez en Belém, podemos recorrer el barrio en poco más de media hora. Por supuesto, algo más de tiempo si queremos detenernos para entrar en alguno de los monumentos. Si estamos cansados, sus praderas de césped son un fantástico lugar para tumbarse bajo el sol y relajarse.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s