Slavonski Brod, Croatia/ Croacia…Medjugorje, Bosnia Herzegovina

dscn1323dscn1326dscn1335dscn1331dscn1330dscn1325dscn1322

dscn1540dscn1541dscn1543dscn1531dscn1532dscn1536dscn1545dscn1534dscn1333

Medjugorje
Text credits:
http://www.medjugorje.org/overview.htm

Since 1981, in a small village in Bosnia-Hercegovina named Medjugorje, the Blessed Virgin Mary has been appearing and giving messages to the world. She tells us that God has sent Her to our world, and these years She is spending with us are a time of Grace granted by God. In Her own words She tells us, “I have come to tell the world that God exists. He is the fullness of life, and to enjoy this fullness and peace, you must return to God”.

Our Lady’s mission is one of peace. She has come to earth to reeducate us and to help us convert and recenter our lives back to God. Our Lady’s role has always been one of guiding people to Her Son, Jesus. What an amazing opportunity we have before us! Our Lady’s call to conversion is urgent, and we should respond with all our hearts.

Our Lady continues to give messages to six people from the village of Medjugorje: Ivan, Jakov, Marija, Mirjana, Vicka, and Ivanka. These six people (referred to as “visionaries”) have received apparitions of the Blessed Virgin Mary since June 24, 1981. In addition to Her public messages, Our Lady is to give each of the six visionaries a total of ten “secrets” of happenings that will occur on earth in the near future. Some of the secrets pertain to the whole world while others concern the visionaries themselves or the local village. Only one of the secrets has so far been revealed by the visionaries. In the third secret Our Lady has promised to leave a supernatural, indestructible, and visible sign on the mountain where she first appeared. Our Lady said: “This sign will be given for the atheists. You faithful already have signs and you have become the sign for the atheists. You faithful must not wait for the sign before you convert; convert soon. This time is a time of grace for you. You can never thank God enough for His grace. The time is for deepening your faith, and for your conversion. When the sign comes, it will be too late for many.”

read more in: http://www.medjugorje.org/overview.htm

Español
Créditos de este texto:
https://www.virgendemedjugorje.org/historia/

Durante casi 37 años en Medjugorje, una ciudad de Bosnia-Herzegovina, seis videntes afirman que la Santísima Virgen, la “Gospa”, se les aparece todos los días, desde el 24 de junio de 1981. Vicka Ivankovic, Marija Pavlovic e Ivan Dragicevic aún la ven diariamente, en cambio Ivanka Ivankovic, Mirjana Dragicevic y Jacov Colo, la ven una vez al año, Ivanka en el aniversario de las apariciones, Mirjana en su cumpleaños y Jacov el día de Navidad.

Medjugorje es una aldea católica, circundada de aldeas ortodoxas y musulmanas. El término, de origen eslavo, significa “entre montañas”. Es una aldea pobre, de terreno pedregoso apto para el cultivo de la vid y del tabaco. No hay corrientes de agua. Los habitantes, que al inicio de las apariciones eran 3,400, son muy religiosos por tradición. Un signo de su fe lo constituye una gran Cruz, de diez metros de altura y tres de anchura, erigida en la cima del monte Sipovac en 1933, con motivo de los 1900 años de la muerte y resurrección de Cristo. La presencia de la cruz, “kriz”, cambió el nombre de la montaña que ahora se llama Krizevac. En la parroquia se encuentra una iglesia grande, dedicada a Santiago Apóstol y edificada entre 1937 y 1969. La iglesia, con sus dos campanarios, fue construida excesivamente amplia para su tiempo.

SLAVONSKI BROD

Text credits:
https://croatia.hr/en-GB/Destinations/Town/Slavonski-Brod?ZHNcNTEyLHBcNw%3D%3D

Welcome to Slavonski Brod, the sixth largest Croatian city, situated on the banks of the Sava River and at the crossroads of major European roads, and beside the Croatian border with Bosnia and Herzegovina.
In terms of culture the most important monument is the Brod fortress built in the 18th century where tourists who visit the city in organized groups are welcomed by costumed characters. The Franciscan monastery is one of the most striking baroque buildings in Slavonia and has a memorial room to the great Croatian poet Dragutin Tadijanović. There is the summer residence of Ivana Brlić Mažuranić, a world-famous writer of fairy tales who spent most of his life in Slavonski Brod. In terms of the cultural institutions, there is Branko Ružić Gallery, an eminent Croatian sculptor, born in Brod, where there is the first permanent exhibition of contemporary Croatian art in the second half of the 20th century.

Text credits:
https://adc.bmj.com/content/archdischild/71/6/540.full.pdf

Child casualties in a Croatian community during
the 1991-2 war
Antun Jelic
From the outbreak of war in Croatia in the
spring of 1991 until March 1992,1 the
Slavonski Brod Hospital turned into the largest
rear hospital in Slavonia. It sustained a
constant flow of patients – exiles and wounded
– coming from the wartorn areas of eastern
Slavonia. Running away in panic from the war
zones, many parents left their children in the
hospital wards, hoping to find safety and
protection for them. During the 13 months of
war, the general and air raid alert lasted
continuously for six months. The sirens
announced a general alert 1147 times and an
air raid 365 times. The city and the nearby
villages were hit with 11 651 different types of
artillery shells. The Yugoslav Federal Army
aircraft dropped 130 heavy bombs and
numerous cluster bombs. The populated areas
were under constant machine gun fire and
rockets. The city was particularly heavily
damaged by 14 ground-to-ground missiles
(‘Luna’ type with a 500 kg warhead).2
In the autumn of 1991, at the time of the
great wave of exiles from Vukovar, Ilok, and
Vinkovci and the rest of eastern Slavonia,3 6
the community of Slavonski Brod accommodated many of them, thus changing its population structure and epidemiological picture.

read more in: https://adc.bmj.com/content/archdischild/71/6/540.full.pdf

Español
Créditos de este texto:
https://croatia.hr/es-ES/Destinos/Localidad/Slavonski-Brod?ZHNcNTEyLHBcNw%3D%3D

Bienvenidos a Slavonski Brod, la sexta ciudad más grande de Croacia. La ciudad está emplazada a orillas del río Sava, en el cruce de las rutas de tráfico europeas más importantes, en la frontera entre Croacia y Bosnia-Herzegovina.
En el ámbito cultural, los monumentos más destacados son: la fortaleza de Brod, que data del siglo XVIII, en la que esperan personajes caracterizados de época a aquellos turistas que visitan la ciudad en grupos organizados; el monasterio franciscano, una de las construcciones barrocas más destacadas de Eslavonia, con la habitación-museo del gran poeta croata Dragutin Tadijanović; la casa de campo de I. B. Mažuranić, escritora de cuentos mundialmente conocida que pasó la mayor parte de su vida en Slavonski Brod.
Entre las instituciones culturales sobresale la Galería de Branko Ružić, eminente escultor croata oriundo de Slavonski Brod, donde se encuentra la primera instalación permanente de arte contemporáneo croata de la segunda mitad del siglo XX.

Créditos de este texto:
https://elpais.com/diario/1992/08/19/internacional/714175206_850215.html

GUERRA EN LOS BALCANES
Un ‘buen día’ para la guerra en Slavonski Brod
Siete muertos y 25 heridos, balance del martes en el único lugar de Croacia donde se lucha

ALFONSO ARMADA
Slavonski Brod 19 AGO 1992
La noche es espléndida en Slavonski Brod. Una luna casi llena sobre la ciudad dormida. Han callado los cañones, pero calles y casas están a oscuras. Mejor no ofrecer blancos fáciles a la artillería enemiga. Por eso escribo a la luz de una vela. Los clientes beben en una barra a oscuras. El martes fue una jornada especialmente movida, con más de 250 proyectiles que cayeron sobre la ciudad matando a siete personas e hiriendo a 25. Lo fue también el lunes, cuando el bombardeo empezó a las cuatro de la madrugada. Por la tarde, cuando llegó una comitiva de la Comunidad Europea, el sonido de las bombas se escuchaba limpiamente.

Slavonski Brod no se defiende. Soporta estoicamente el bombardeo de las fuerzas serbias emboscadas en las colinas que rodean la otra orilla del río Sava, allí donde Slavonski Brod se llama Bosanski Brod.Jozo Meter, el alcalde, un hombre bien parecido, de ojos claros, sí habla: “¿Cuándo van a hacer algo las potencias contra esos fascistas que disparan desde el otro lado?”. Meter es un edil muy popular en Slavonski Brod. Se hizo con la alcaldía contando con el 80% de respaldo ciudadano. El lunes recibió a los enviados de la Comunidad Europea que habían llegado a Slavonski Brod, una ciudad situada a 200 kilómetros al este de Zagreb, para recoger ayer a 100 niños y llevárselos a pasar como mínimo 30 días lejos de aquí. En la comitiva comunitaria viajaba un senador belga, Philippe Mahoux, quien anunció que habla llegado a un acuerdo con el alcalde de la ciudad para proceder el próximo sábado a la evacuación hacia Bélgica de otros 80 niños de Slavonski Brod.

Disparos indiscriminados

“Los serbios no parecen seguir ningún sistema. Bombardean a cualquier hora, sin ninguna secuencia, sin ningún aviso previo”. Quien así habla es un militar holandés, enlace comunitario que lleva una semana viviendo en Slavonski Brod y que prefiere mantener su identidad en la sombra. “Parece como si lo único que pretendieran es hacer el mayor daño posible. Disparan sus cañones de improviso, cuando los ciudadanos están apenas terminando de barrer los cristales rotos por el último ataque, cuando la gente se ha confiado y ha vuelto a la calle. Es lo peor de esta guerra, que no parece seguir objetivos militares. Hay una crueldad pura, despiadada”.

El puente que une los dos Brod (Slavonski y Bosanski, ambos croatas), también ha sufrido ataques de la aviación serbia. “Algunos aseguran que los aviones no eran serbios, aunque los pilotos hablaban una lengua eslava”, dice un militar belga, miembro también de la misión comunitaria. “Pero no parecían muy interesados en reducirlo a escombros, sólo en amedrentar. A fin de cuentas, el puente es el mejor camino para evacuar a los bosnios y los croatas que los serbios quieren empujar al otro lado del río”. Slavonski Brod es, tras el alto el fuego logrado en Dubrovnik, el único punto de Croacia en el que sigue habiendo guerra, aunque no se combate. La cuidad no tiene tropas y no puede responder con fuego al fuego que llega desde el otro lado del río.

El viernes murió una chica de 18 años que había vuelto a Slavonski Brod para asistir al entierro de su madre, también muerta por una bomba. Hace una semana dos personas murieron alcanzadas en su propia casa. En medio de la dulce temperatura de agosto las bombas sobre Slavonski Brod tienen una carga aún más irreal. Pero matan.

La población intenta vivir como si la guerra no existiera, pero de las 16.000 personas que trabajaban en la fábrica de maquinaria, sólo 500 siguen acudiendo a diario. Muchos han huido a zonas más seguras, pero otros no tienen a donde ir o no quieren irse.

Los fines de semana la ciudad se vuelve un lugar fantasmal, con las familias refugiadas en las colinas de este lado del río. Pero ni siquiera entonces hay un avance de las tropas serbias emboscadas. Siguen allí, a salvo en la espesura, enviando sus letales mensajes con una paciencia infinita.

Desde Zagreb, el camino más corto. hasta Slavonski Brod es por la autopista que unía la capital de Croacia con Belgrado. Hay un tramo más allá de Slavonski Brod, que nunca se terminó como tal autopista, y no parece que ni serbios ni croatas vayan a poner mucho empeño en terminarla. Cuando la guerra acabe.

Era la autopista a Europa, la que los turistas alemanes seguían para llegar a Zagreb, para bajar al mar Adriático y mojarse los pies. Ahora es un espejismo, la autopista más solitaria del mundo, con policías croatas apostados a la entrada y a la salida y destacamentos de soldados con el casco azul, arrancados de su medio y depositados en el corazón de la Kenia Crajina croata para vigilar que nadie se aventure: el primer control es de jordanos, el segundo de canadienses, el tercero de nepalíes. Son los nuevos encargados del peaje. Soldados de las Naciones Unidas vigilando la tierra quemada que la guerra ha dejado a su paso.

Esqueletos de edificios

A ambos lados, esqueletos de edificios, gasolineras convertidas en coladores. Las fuerzas de las Naciones Unidas han cubierto parte de los cráteres que las bombas habían dibujado en, el asfalto, pero el conductor italiano de la furgoneta comunitaria tiene que andar ojo avizor para no caer en los que quedan.

Hasta los pájaros parecen no saber a qué atenerse aquí. Acostumbrados a volar libremente sobre los cuatro carriles, desafian al blanco convoy de la Comunidad Europea y se estrellan contra el parabrisas. Los puestos de peaje han sido per forados por una infantería es pecialmente manirrota, y los rótulos a la orilla del camino contribuyen con su propia dosis de absurdo: 320 kilómetros a Sarajevo, Market Exclusive, Belgrado. Una verdadera auto pista a ninguna parte, salvo a Slavonski Brod.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de agosto de 1992

One thought on “Slavonski Brod, Croatia/ Croacia…Medjugorje, Bosnia Herzegovina

  1. Gracias por las fotos y videos, da gusto la recuperacion de la región de los Balcanes despues de la guerra qué sufrieron.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.