Fragment of the wall of the Warsaw ghetto…Fragmento del muro del gueto de Varsovia

Text credits:
https://www.fodors.com/world/europe/poland/warsaw/things-to-do/sights/reviews/fragment-of-ghetto-wall-203869

In the courtyard of this building on Sienna Street, through the archway on the left, and just a little farther east, on Złota Street, are the only two surviving fragments of the infamous wall built by the Nazis to close off the Warsaw Ghetto in November 1940. Warsaw’s was the largest Jewish ghetto established by the Germans during World War II. Between 300,000 and 400,000 people perished during the three years of its existence, from starvation, diseases (mostly typhoid), and deportation to Nazi death caps. It was the scene of the Warsaw Ghetto Uprising, led by Mordechaj Anielewicz, who died there at the age of 24. Among the hostages of history in the Warsaw Ghetto we find such memorable figures as Władysław Szpilman, “The Pianist” from Polański’s movie, and Doctor Janusz Korczak, a pediatrician, teacher, and writer who ran an orphanage for Jewish children—who decided to accompany them all the way to the gas chambers of Treblinka. A tourist and cultural information kiosk can be found
in the courtyard between Złota 60 and Sienna 55; it’s open only on weekdays.

Español
Créditos de este texto:
http://www.mipaseoporelmundo.com/la-varsovia-judia-5-lugares-para-entender-la-historia-del-holocausto/

Aunque hace ya muchísimos años que el muro que marcaba los límites del gueto de Varsovia se destruyó prácticamente en su totalidad, aún hay rincones de la ciudad en los cuales quedan señales de lo que un día existió. Líneas en el suelo. Marcas en paredes que recuerdan la altura hasta la que se levantaba. Ladrillos que un día formaron parte del muro y que hoy sólo adornan parte de las calles…
Uno de los trozos del muro del gueto de Varsovia más conocido es el que se encuentra en la calle Sienna 55. No está a simple vista, sino que se encuentra en el patio interior de unos edificios de viviendas. Para poder llegar hasta el lugar donde se encuentra, o bien se tiene suerte y la puerta que da paso al patio interior se encuentra abierta (que fue lo que me ocurrió a mí); o se llama a alguno de los porteros electrónicos y se le pide al vecino de turno que te deje pasar.
Fue curioso, porque nada más adentrarme en aquel patio me encontré rodeada de niños jugando. Niños jugando junto a un lugar de gran importancia y símbolo de penurias sufridas por el pueblo judío de Varsovia. Bonito y triste a la vez.
El muro, que mediría alrededor de los dos metros y medio, se conserva tal cual se encontraba en su origen. Hoy día existen algunos huecos donde antes había ladrillos. En su lugar han colocado placas en las que se informa de los diferentes museos del mundo en los que se encuentran ahora esas piezas (Washington o Houston, por ejemplo).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s