Fontana di Trevi e Piazza di Spagna

Text credits:
https://en.wikipedia.org/wiki/Trevi_Fountain
The Trevi Fountain (Italian: Fontana di Trevi) is a fountain in the Trevi district in Rome, Italy, designed by Italian architect Nicola Salvi and completed by Pietro Bracci. Standing 26.3 metres (86 ft) high and 49.15 metres (161.3 ft) wide, it is the largest Baroque fountain in the city and one of the most famous fountains in the world. The fountain has appeared in several notable films, including Federico Fellini’s La Dolce Vita.
The fountain at the junction of three roads (tre vie) marks the terminal point of the “modern” Acqua Vergine, the revived Aqua Virgo, one of the aqueducts that supplied water to ancient Rome. In 19 BC, supposedly with the help of a virgin, Roman technicians located a source of pure water some 13 km (8.1 mi) from the city. (This scene is presented on the present fountain’s façade.) However, the eventual indirect route of the aqueduct made its length some 22 km (14 mi). This Aqua Virgo led the water into the Baths of Agrippa. It served Rome for more than 400 years.
Legends
Legend holds that in 19 BC thirsty Roman soldiers were guided by a young girl to a source of pure water thirteen kilometres (8.1 miles) from the city of Rome. The discovery of the source led Augustus to commission the construction of a twenty-two-kilometre (14-mile) aqueduct leading into the city, which was named Aqua Virgo, or Virgin Waters, in honour of the legendary young girl. The aqueduct served the hot Baths of Agrippa, and Rome, for over four hundred years.
Coins are purportedly meant to be thrown using the right hand over the left shoulder. This was the theme of 1954’s Three Coins in the Fountain and the Academy Award-winning song by that name which introduced the picture.
An estimated 3,000 Euros are thrown into the fountain each day. The money has been used to subsidise a supermarket for Rome’s needy; however, there are regular attempts to steal coins from the fountain although it’s illegal to do so

Spain Plaza
Text credits:
https://en.wikipedia.org/wiki/Piazza_di_Spagna
Piazza di Spagna, at the bottom of the Spanish Steps, is one of the most famous squares in Rome (Italy). It owes its name to the Palazzo di Spagna, seat of the Embassy of Spain among the Holy See. Nearby is the famed Column of the Immaculate Conception of the Blessed Virgin Mary.
In the middle of the square is the famous Fontana della Barcaccia, dating to the beginning of the baroque period, sculpted by Pietro Bernini and his son, the more famous Gian Lorenzo Bernini.
At the right corner of the Spanish Steps rises the house of the English poet John Keats, who lived there until his death in 1821: nowadays it has been changed into a museum dedicated to him and his friend Percy Bysshe Shelley, displaying books and memorabilia of English romanticism. At the left corner there is the Babington’s tea room, founded in 1893.
The side near Via Frattina is overlooked by the two façades (the main one, designed by Gian Lorenzo Bernini, and the side one created by Francesco Borromini) of the Palazzo di Propaganda Fide, a property of the Holy See. In front of it, actually in a lengthening of Piazza di Spagna named Piazza Mignanelli, rises the Column of the Immaculate Conception, erected in 1856, two years after the proclamation of the dogma.

Español
Créditos de este texto:
https://es.wikipedia.org/wiki/Fontana_di_Trevi
La Fontana di Trevi es la mayor (con cerca de 40 metros de frente), más ambiciosa y más famosa de las fuentes monumentales del Barroco en Roma (Italia). Según la actual división administrativa del centro de Roma, está situada en el rione de Trevi. La fuente ha estado en obras de restauración hasta el día 3 de noviembre de 2015, día en que se inauguró de nuevo.
La fuente está situada en el cruce de tres calles (tre vie), marcando el punto final del Aqua Virgo (en italiano, Acqua Vergine), uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma. Con la supuesta ayuda de la Virgen, los técnicos romanos localizaron una fuente de agua pura a sólo 22 km de la ciudad (escena representada en la actual fachada de la fuente). Esta Aqua Virgo corría por el acueducto más corto de Roma directamente hasta los Baños de Agripa y fue usada durante más de cuatrocientos años. El golpe de gracia a la vida urbana de la Roma clásica tardía fue la rotura de los acueductos por parte de los asediadores godos. Los romanos medievales quedaron reducidos a sacar el agua de pozos contaminados y del río Tíber, que también se usaba como cloaca.
La costumbre romana de construir una bella y hermosa fuente al final de los acueductos que traían agua a la ciudad fue resucitada en el siglo XV, con el Renacimiento. En 1453, el papa Nicolás V terminó de reparar el acueducto Aqua Virgo y la fuente que construyó al final fue una simple pila, diseñada por el arquitecto humanista Leon Battista Alberti, para anunciar la llegada del agua.
En 1629 el papa Urbano VIII, encontrando la fuente anterior poco dramática, sosa, poco original o poco monumental, pidió a Gian Lorenzo Bernini que esbozase posibles renovaciones, pero el proyecto fue abandonado a su muerte. La contribución duradera de Bernini fue cambiar la situación de la fuente al otro lado de la plaza para que quedase frente al palacio del Quirinal (de forma que el papa también pudiese verla y disfrutarla). Aunque el proyecto de Bernini fue desechado en favor del de Nicola Salvi, hay muchos toques del primero en la fuente tal como fue construida. También existe una maqueta anterior llamativa e influyente hecha por Pietro da Cortona.

Los concursos se habían puesto de moda durante el Barroco para rediseñar edificios, fuentes e incluso la plaza de España. En 1730, el papa Clemente XII organizó un concurso sobre la fuente en el que Nicola Salvi perdió, a pesar de lo cual recibió el encargo.1 Los trabajos empezaron en 1732 y terminaron en 1762, mucho después de la muerte del papa Clemente, cuando el Neptuno de Pietro Bracci fue situado en el nicho central. Las estatuas de la Abundancia y de la Salubridad, en los dos nichos laterales fueron esculpidas por Filippo della Valle.2 Hay dos hipocampos en la escultura, pero una curiosidad es que uno está calmado y el tritón no tiene que hacer esfuerzo para dirigirlo, en cambio, el otro hipocampo está alterado y el tritón consigue llevarlo con esfuerzo. Esto representa las dos facetas del mar, el mar agitado y el mar pacífico.
Salvi murió en 1751, con su obra a medio terminar, pero antes se aseguró de que la fea firma de un barbero no estropease el conjunto, escondiéndola tras una vasija esculpida. La Fontana de Trevi fue terminada en 1762 por Giovanni Pannini, quien sustituyó las suaves alegorías presentes por esculturas planas de Agripa y Trivia, la diosa romana.

La costumbre de arrojar monedas
Una leyenda tradicional sostiene que los visitantes que arrojan una moneda a la fuente aseguran su regreso a Roma. Entre quienes no saben que las «tres monedas» de Tres monedas en la fuente eran arrojadas por tres individuos diferentes, una interpretación actual es que dos monedas llevan a un nuevo romance y tres aseguran un matrimonio o un divorcio. Otra versión de esta leyenda es que trae suerte arrojar tres monedas con la mano derecha por encima del hombro izquierdo a la fuente.
Se estima que se arrojan unos 3.000 € diarios a la fuente, aunque este número va en aumento. En 2010 se obtuvieron 383.000 euros, mientras que en 2011 fueron rescatados 951.000 euros.8 El dinero se ha usado para financiar un supermercado para los romanos necesitados. Sin embargo, regularmente hay intentos de robar las monedas de la fuente. En la primera mitad del año 2012 se recogieron 540.000 euros, lo que fue un registro histórico.

Plaza de España
Créditos de este texto:
https://www.disfrutaroma.com/plaza-espana
La Plaza de España es una de las plazas más conocidas de Roma. Su nombre (Piazza Spagna) viene dado por la ubicación de la embajada española ante la Santa Sede en dicha plaza desde el siglo XVII.
La Plaza de España está situada en una de las mejores zonas de Roma: la Via dei Condotti (famosa calle para ir de compras), la Via Frattina y la Via del Babuino (con varios palacios del siglo XVII y XVIII) son algunas de las calles más destacadas de la ciudad.
Las escaleras de la plaza, construidas a principios del siglo XVIII para comunicar la plaza con la Iglesia de Trinità dei Monti, son la zona más especial de la plaza.
En el mundo de la moda los 135 peldaños de la escalinata son conocidos ya que en ellos se celebra el desfile Donne Sotto le Stelle. Este acontecimiento se celebra a mediados de julio y hace que la Plaza de España se vista de gala.
Resulta agradable sentarse en las escaleras de la Plaza de España, un lugar de encuentro para los ciudadanos locales y de merecido descanso para los turistas.

Fontana della Barcaccia
La fuente situada en el centro de la plaza fue diseñada por Pietro Bernini para el Papa Urbano III. Su construcción concluyó en 1627 a manos de su afamado hijo, Gian Lorenzo Bernini.
La Fontana della Barcaccia posee forma de barco y tiene grabados los emblemas de la familia Bernini: soles y abejas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s