Old Stavanger, Norway…Viejo Stavanger, Noruega

Text credits:
https://www.visitnorway.com/listings/old-stavanger/1854/
Old Stavanger on the west side of Vågen comprises 173 wooden buildings from the turn of the 18th century. Most of them are small, white cottages. Stavanger has received several awards for its efforts to preserve Old Stavanger.
This was one of three pilot projects carried out in Norway during the United Nations’ Architectural Heritage Year in 1975.
Old Stavanger is a popular living area and many galleries and handicrafts’ boutiques are located in this part of the city. Here are also Norwegian Canning Museum and Stavanger Maritime Museum.

Español
Créditos de este texto:
http://www.ocholeguas.com/2013/05/14/europa/1368520305.html
El barrio viejo
Su margen occidental la adornan las callejuelas del barrio viejo o Gamle Stavanger, sobre cuyos adoquines se alzan nada menos que 173 caserones de madera y un blanco inmaculado a reventar de flores en cuanto vuelve el buen tiempo. A punto estuvo esta fotogéncia barriada de ser demolida tras la II Guerra Mundial. Sus vecinos, antes de que el petróleo volviera inmensamente rico al país, no veían cómo asumir la restauración que estaba pidiendo a gritos. Sólo el empeño del arquitecto Einer Heden la salvó de ser sustituida por bloques anodinos como los que definen la ciudad moderna que le guarda las espaldas.
A tiro de piedra de Gamle Stavanger, porque aquí todo queda cerca, el otro brazo del puerto luce unos sesenta de los más de doscientos almacenes de conservas, sal y madera que llegaron a levantarse por el muelle de Skagen. Reciclados hoy en restaurantes y bares, su muchísimo ambiente se nutre sobre todo de la población de lo más cosmopolita que atrae la industria del crudo.
Éste incluso tiene también por aquí su museo, en un edificio de vanguardia alzado sobre el agua que emula a una plataforma petrolífera y que abre sus puertas a los visitantes a pasos escasos de la Torre Valberg, desde cuyas alturas se alertaba antaño de los incendios, así como de imprescindible calle Øvre Holmegate. Esta minúscula callejuela igualmente peatonal se convirtió en la esquina más fotografiada de la ciudad por obra y gracia del peluquero Tom Kjørsvik, quien se las buscó para hace unos pocos años convencer al ayuntamiento y al artista Craig Flanagan para pintar de colores diferentes cada una de sus casitas, ocupadas ahora por cafés y boutiques con personalidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s