Mexico City Historical Center…Centro Histórico Ciudad de México

Historical Centre
The Historical Centre is the oldest part of Mexico City and it’s also the area that contains some of the most appreciated cultural treasures of the country. The Centre, as the inhabitants of the city call it, is an area of streets which invites us to travel to the past and remember its times of splendor, times in which viceroys and high-ranking officials traveled upon horse-drawn carriages, whilst merchants, friars and nuns, craftsmen and other characters walked through the famous and beautiful streets of the “City of Palaces”.
In the Historical Centre of Mexico City you can find true architectural treasures like the Metropolitan Cathedral; built over three centuries, it comprises different styles of the viceroyship. Just a few steps away from the Cathedral, you can find the National Palace, seat of the Mexican Executive Power, and the City Hall, both of them in front of the city’s Zócalo (public square) or Square of the Constitution (second largest in the world after Moscow’s Red Square).
Walking towards the area of the Alameda Central, on the street 5 de mayo, we find ourselves surrounded by outstanding examples of porfirian eclectic architecture. Not far from there, on Tacuba Street, we can find some of the city’s traditional places, like the Tacuba Café, a pleasant restaurant; decorated in excellent Mexican style with Talavera mosaic and where they serve exquisite traditional Mexican dishes. Tolsá Plaza is found on the same street, it’s a place of great architectural harmony; it holds buildings like the National Museum of Art, one of the most beautiful buildings in the Historical Centre, and also the Mining Palace, of austere Neoclasic sobriety which houses the Mining Palace Book Fair, one of the most concurred of the city. Almost in front of Tolsá Plaza, to one side of the Mining Palace, there stands the beautiful Mail Palace (or Post Office Palace), a building of refined style inspired in Venetian architecture.
Right in front of the Mail Palace, on the other side of Eje Central Avenue, we can find the wonderful Palace of Fine Arts, one of the most beautiful concert halls in the world; decorated with impressive Art Nouveau style sculptures on the exterior, which contrast with the sober elegance of its Art Deco interior, decorated with prehispanic and geometric motifs. It’s in the front of this Palace, from where we can appreciate another of the city’s most symbolic buildings, the Latinamerican Tower, the first skyscraper in the city and, in its time, the highest construction in Latinamerica; which houses in its peak a viewpoint, a lookout from which, in clear days, we can get beautiful views of the entire city.
The Historical Centre of Mexico City is such an amazing place that we could never finish mentioning all of its great features and legends; same of which have come to be part of a national legacy, which has led the UNESCO to declare it “Cultural Heritage of the World”. An intense campaign of restoration has been undertaken over the last few years to regenerate the zone, giving it back the splendor and dynamism that characterized it in earlier times.
Places of interest in this area:
· Zocalo
· Palace of Fine Arts
· Alameda Central
· Latinamerican Tower
· National Museum of Art
For more information log on to Mexico City’s Historical Centre Foundation webpage: http://www.viveelcentro.org.mx
http://www.mexicocity-guide.com/zones/historical_centre.htm

Español
El Centro Histórico de la ciudad de México –el más grande y emblemático de América Latina- es uno de los más importantes centros turísticos del mundo y el principal destino de turismo cultural del país. En él se concentran algunos de los tesoros culturales más apreciados de la nación y verdaderas joyas de la arquitectura. Esta maravilla distinguida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la Unesco en 1987, cuenta con cerca de 1,500 edificios, entre templos, museos, hoteles, tiendas, galerías, teatros y centros culturales, muchos de ellos catalogados como monumentos históricos o artísticos. En 668 manzanas y una superficie de 9.7 kilómetros cuadrados, es posible admirar la arquitectura que resume la historia de las épocas prehispánica, colonial, independiente y moderna de nuestro país.
Basta mencionar algunos sitios de renombre mundial como el Templo Mayor de México Tenochtitlan, la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el Palacio de Bellas Artes, el Museo Nacional de Arte, entre muchos otros. Su riqueza cultural no se limita a los edificios antiguos y museos; se aprecia también en las calles, en las festividades, en las obras artísticas, en la gastronomía y en la vida cotidiana de la ciudad.
Para el turista es una delicia visitar el Centro Histórico de la ciudad de México, que ha sido catalogada por la Revista Forbes como el Cuarto Mejor Lugar del Mundo para Comer (después de París, Roma y Tokio), pues precisamente en el corazón de la capital se concentran los restaurantes y fondas tradicionales que preparan los mejores platillos de la gastronomía mexicana y de la cocina internacional, además de cantinas, bares, taquerías, cafeterías y terrazas que son verdaderos oasis para disfrutar de un ambiente relajado y contemplar los edificios y el devenir de la gente que recorre diariamente esta zona.
La ciudad fue nombrada por la Unión de Ciudades Capitales de Iberoamérica (UCCI), como la “Capital Iberoamericana de la Cultura 2010″, por ser una metrópoli con una intensa oferta cultural, y con tal motivo se realizarán en el Centro Histórico, así como en el resto de la ciudad una serie de actos que tendrán como eje temático Iberoamérica en México, y formarán parte de los festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución mexicanas, por lo que al programar sus vacaciones le sugerimos visitar los sitios: http://www.bi100.df.gob.mx, así como http://www.bicentenario.gob.mx, en donde encontrará las actividades culturales más relevantes que se realizarán con motivo de estas gestas.
Le recomendamos que al programar su visita, además de pasear por el Centro Histórico, considere conocer algunos otros lugares de la ciudad que tienen la misma distinción de la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad: la zona de canales y chinampas de Xochimilco (último remanente de la ciudad prehispánica del siglo XVI, en sus embarcaderos se ofrecen paseos por su canales en las tradicionales y coloridas trajineras), Ciudad Universitaria (que es sede de la Universidad Nacional Autónoma de México reconocida como la máxima casa de estudios y que cuenta con murales de los artistas más reconocidos del país) y la Casa Estudio Luis Barragán (extraordinario ejemplo de la arquitectura moderna).

Un poco de historia
La ciudad de México, fundada en 1325 como asentamiento lacustre en un pequeño islote, llegó a ser, a principios del siglo XVI, sede del señorío azteca que controló amplios territorios. Con la colonización española se convirtió en la sede de los poderes del Virreinato de la Nueva España.
Después de la Independencia, es la depositaria de los poderes de la nueva nación; experimentó cambios notables, como la destrucción de los escudos nobiliarios, la desaparición de los conventos tras las leyes de Reforma, y la gran campaña de construcciones públicas de los inicios del siglo XX.
Al término de la Revolución de 1910, la ciudad inició numerosas transformaciones bajo una nueva conciencia. En los años 30, a través de diversos decretos, se protegió al Zócalo, la calle de Moneda y varios edificios importantes. Además, tanto las autoridades como las instituciones culturales y los especialistas se convencieron de que la ciudad era el destino de visitantes de mayor importancia en el Continente Americano.

Zona de Monumentos Históricos
Tras el accidental descubrimiento del monolito azteca que representa a la diosa Coyolxauhqui en 1978, y la consecuente localización del Templo Mayor, a partir del 11 de abril de 1980, se declara al Centro Histórico de la Ciudad de México como “Zona de Monumentos Históricos”, dividida en dos perímetros, uno de ellos abarca la zona que cubrió la ciudad prehispánica y su ampliación virreinal hasta la guerra de Independencia; y el otro cubre los crecimientos de la ciudad hasta finales del siglo XIX.
Mediante varios decretos y disposiciones, se han catalogado y protegido:
• 67 monumentos religiosos
• 129 monumentos civiles
• 542 edificios incluidos por ordenamiento de Ley de 1972
• 743 edificios valiosos que deben ser conservados
• 111 edificios con valor ambiental que deben ser conservados
• 6 templos modernos
• 17 edificios ligados a hechos o personajes históricos
• 78 plazas y jardines
• 19 claustros
• 26 fuentes o monumentos conmemorativos
• 13 museos o galerías
• 12 sitios o edificios con pintura mural todos ellos construidos entre los siglos XVI y XIX.

Actualmente en la ciudad de México, capital de nuestro país, perduran los monumentales vestigios de la cultura que floreció antes de la llegada de los españoles y de la que surgió -gracias al mestizaje- una ciudad modernista y cosmopolita, que se ha adaptado al paso del tiempo convirtiéndose en el centro político y económico de México.
En síntesis el Centro Histórico, el corazón de la ciudad de México, es sin duda un lugar espléndido para visitar por su significado y la importancia que su riqueza histórica y cultural encierra entre sus calles, museos, monumentos, la recuperación de las ruinas del Templo Mayor y otros hallazgos arqueológicos, como la famosa Piedra del Sol (calendario solar) o la Coyolxauhqui, que da testimonio de la existencia previa de una gran civilización, y entre los que recientemente destaca el monolito de la diosa Tlaltecuhtli (única pieza escultórica azteca que conserva sus colores originales, data del año 1502, pesa 12 toneladas y mide 4.19 por 3.62 metros, lo que la hace la más grande descubierta a la fecha), además de las edificaciones del periodo virreinal, templos, ex conventos, plazas y jardines, así como en las leyendas, tradiciones, costumbres y diversas fiestas de una población que es portadora de grandes manifestaciones culturales.
Desde junio de 2010 y hasta enero de 2011, se podrá visitar la exposición “Moctezuma II. Tiempo y destino de un gobernante” en el Museo del Templo Mayor. La magna muestra incluye 218 piezas prehispánicas y virreinales, entre textiles, esculturas, objetos de oro, metal y otros, algunos nunca antes vistos pertenecientes al mundo político, militar y religioso del imperio mexica, dedicados a Moctezuma Xocoyotzin, último gobernante azteca que definió el rumbo de México tras la llegada de Hernán Cortés, en 1519, y que lo sitúa como uno de los más polémicos e interesantes. Ver video de la exposición
La exposición presenta por primera vez, el monolito mexica más grande hasta ahora conocido, con más de 12 toneladas de peso, de la Tlaltecuhtli, diosa de la tierra, que fue descubierta en 2006.
Frente al monolito, se puede apreciar el Teocalli de la Guerra Sagrada, que es el único vestigio arqueológico grabado con el símbolo de la fundación de Tenochtitlan. Ver video del hallazgo de Diosa Tlaltecuhtli.

http://www.conaculta.gob.mx/turismocultural/destino_mes/cd_mexico/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s